Las tierras raras “el oro negro del siglo 21”

17 elementos permiten la fabricación de ordenadores y coches. China los controla todos

Cada milésima de segundo, alguien compra un ordenador en alguna parte del mundo. Tic. En otro país, algún usuario cambia de móvil, o estrena un iPad. Tac. Y cada segundo la dependencia con China, aumenta por estos medios. ¿Por qué? El país asiático produce el 95% de los 17 materiales exactos con los que se fabrica todo móvil, ordenador y dispositivo electrónico que se usa en el planeta. Tic. El nombre de todos estos recursos es «tierras raras», pero al contrario de lo que indica su nombre, en el mundo en el que vivimos nos los encontramos en todas partes. Tac. Y las consumimos cada segundo. Tic-tac.

 

 

 

 

Cuando el creador de la tabla periódica, el químico ruso Dmitri Mendeleyev, los identificó a finales del siglo XIX no supo cuál era su utilidad. Ahora es bien distinto: estos 17 metales son básicos para las nuevas tecnologías y el desarrollo de las energías renovables. Desde pantallas LCD hasta discos duros, paneles fotovoltaicos, baterías recargables, teléfonos móviles e incluso componentes de coches se fabrican con estos elementos. En consecuencia su cotización se ha disparado en los últimos años. Porque frente a una demanda mundial de 134.000 toneladas anuales, solo se extraen 124.000.

«Oriente Medio tiene petróleo. Nosotros tenemos tierras raras», afirmó en 1992 el presidente chino Deng Xiaoping, apuntando a que estos recursos serían el oro negro del siglo XXI. No se equivocó. Y es que, desde la década de los 70, China ha incrementado su control sobre estos 17 preciados materiales: a pesar de que el país asiático solo alberga el 43% de las reservas mundiales de dichos elementos, el país produce el 95% del total global a través de una política expansiva de compra de minas.

No solo la rareza de estos recursos es la causa del desequilibrio entre oferta y demanda. Desde hace años, China está aprovechando su control casi monopolístico sobre el mercado para ejercer presiones políticas sobre otros países mediante restricciones a la exportación de dichos recursos. Hace dos años, las disputas fronterizas con Japón llevaron a este último a arrestar al capitán de un barco chino. La respuesta de Pekín no se hizo esperar: el país suspendió todas las exportaciones de tierras raras a Tokio, uno de los países que más importan este tipo de materias debido a la importancia del sector tecnológico en su economía. Japón no tardó en liberar al capitán del barco.

Este pulso se generaliza a otros países. China ha reducido un 40% la producción de este tipo de elementos en los últimos años, con tal de controlar el precio de estos recursos. Y ha introducido barreras a la exportación a otros países. Un estudio de la compañía minera Roskill calcula que si China continúa con esta política, recortará un 70% de la producción de tierras raras para 2015. Empresas tecnológicas norteamericanas y europeas han denunciado esta postura, ya que les supone una pérdida de competitividad frente a sus homólogas chinas, que no tienen límite alguno para obtener este tipo de recursos.

China controla el 43% de las reservas y el 97% de la producción mundial

Tanto el Departamento de Energía de EE.UU. como el Joint Research Centre de la Unión Europea han señalado en informes recientes la gran dependencia de ambos de las tierrras raras chinas. Sin embargo, la situación podría cambiar. Hace dos semanas, la Organización Mundial del Comercio (OMC) sancionó al país asiático por dichos recortes a la exportación, tras varias quejas desde Europa, EE.UU. y México. «Esta decisión garantiza que las principales industrias manufactureras de Estados Unidos podrán obtener los materiales que necesitan para producir y competir en el mercado» aseguró el representante comercial estadounidense, Ron Kirk. El comisario de Comercio de la UE, Karel De Gucht, aseguró que el fallo representa un éxito para los esfuerzos destinados a garantizar el acceso a las «muy necesitadas» tierras raras para la industria europea.

La realidad es otra. «No creo que nada vaya a cambiar a corto plazo: China tiene la sartén por el mango. Mientras China da la importancia que merece a las tierras raras, en los países desarrollados hace tiempo que abandonamos el control de las tierras raras hasta que nos hemos dado cuenta de que queremos emprender revoluciones tecnológicas y verdes y no contamos con los recursos para ello», asegura Mariano Marzo, catedrático de Recursos Energéticos de la Universidad de Barcelona. Y es que, hasta 1989, era EE.UU. el país que lideraba la producción de metales raros gracias a la mina californiana de Mountain Pass, explotación que abandonó en 2002 debido a la falta de competitividad frente a las producciones chinas. «EE.UU. y Europa han hecho toda la curva de aprendizaje tecnológico en electrónica en renovables. Y ahora, en época de crisis, China la va a aprovechar ya que cuenta con los recursos y la financiación para ello», denuncia Marzo.

Nuevos caminos

Solo la apertura de nuevas minas, la inversión en I+D para reducir la necesidad de estos materiales y la diversificación de suministros a través de la entrada de otros países puede aliviar la dependencia de China. Empresas y países ya han iniciado el proceso. En EE.UU., la firma de materias primas Molycorp ya ha anunciado la reapertura de la explotación californiana de Mountain Pass mediante una inversión de 500 millones de dólares. No es la única empresa que se ha preparado contra los recortes a las exportaciones desde China. Ante la suspensión impuesta a Japón en su momento, Toyota ya ha desarrollado motores que reducen la dependencia de metales raros y el año pasado adquirió una mina en Vietnam de dichas materias para asegurarse el suministro. General Motors también está impulsando motores de turbinas cuyo funcionamiento no requieren «rareza» alguna.

«En EE.UU. y en Japón ya se han dado cuenta de la importancia de estos elementos, pero no en Europa, donde quieren hacer una revolución verde. Será difícil hacer que las empresas continentales inviertan en I+D en un escenario de contracción económica», apunta Marzo. Desde Alemania ya han iniciado los contactos. El miércoles pasado, la canciller alemana Angela Merkel, y el presidente kazajo, Nursultán Nazarbáyev, firmaron en Berlín un acuerdo que permitirá a empresas germanas explotar yacimientos de tierras raras en Kazajistán.

Debido a estos movimientos, en la última mitad de 2011, los precios de estos metales raros comenzaron a bajar por primera vez en años. Sin embargo, será difícil recuperar el camino perdido. Una cosa está clara: en términos de recursos, el siglo XXI señala a China como la gran ganadora en todos los campos. La dependencia persiste. Y el reloj sigue corriendo.

Los 17 elementos y sus aplicaciones

1. Cerio: utilizado para motores diésel y el colorante del cristal.
2. Disprosio: se usa en los coches híbridos. También se usa para lámparas láser.
3. Erbio: componente de la fibra óptica. También se utiliza como filtro de revelado fotográfico.
4. Europio: usado en pantallas planas y máquinas de rayos láser.
5. Escandio: para luces de alta intensidad
6. Gadolinio: incluido en discos compactos y reactores nucleares.
7. Holmio: imanes de gran potencia y procesos nucleares.
8. Iterbio: para máquinas de rayos X
9. Itrio: componente de las unidades de rayos X.
10. Lantano: para baterías de los coches híbridos y cristales reflectantes.
11. Lutecio: paraproceso de refinado del petróleo.
12. Neodimio: componente de los discos duros de los ordenadores.
13. Praseodimio: usado para motores de aviones.
14 y 15. Prometio y Samario: Se usa en baterías y reactores nucleares respectivamente.
16. Terbio: en bombillas de bajo consumo o lámparas fluorescentes.
17. Tulio: para aparatos de rayos láser o de rayos X.
Tomado de: http://www.abc.es/20120213/economia/abci-tierras-raras-china-201202131307.html
Anuncios

2 Respuestas a “Las tierras raras “el oro negro del siglo 21”

  1. RAUL FERNANDO FONSECA

    Muy interesante ya que en colombia encontramos estos elementos

  2. Esto esta muy bien para China, que esta haciendo el gobierno nacional y concretamente el ministerio de petroleo y mineria para identificar y cuantificar la presencia de estos elementos en nuestra geografia. Lo que sabemos sobre nuestros recursos mineros casi 95% provienen de las actividades realizadas por la vieja las Divisiones de Exploracion y Geologia Economica de la Direccion de Geologia del MMH, desmantelado por razones nunca bien explicadas.

Para comentar debes ingresar vía redes sociales

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s