La Argentina producirá baterías de litio

Será a través de un emprendimiento público-privado que permitirá desarrollar una industria con alto potencial de crecimiento sobre la base de las importantes reservas de este mineral que existen en el país. Los detalles del plan sobre el llamado “oro del futuro”

 

 Hoy en día, las baterías de ion de litio desplazaron a las de níquel cadmio, ya que se calientan poco, y son las que más se comercializan para ser usadas tanto en celulares y notebooks, así como en satélites y prototipos de autos eléctricos.

El desarrollo de la tecnología del litio en Argentina comenzó el año pasado, a partir de un proyecto integrado por organismos científicos -Universidad Nacional de La Plata, Universidad Nacional de Córdoba, Comisión Nacional de Energía Atómica, Conae y Conicet-, con financiamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología y apoyo del Ministerio de Industria.

La primera partida de baterías estará lista en octubre, y en un principio se fabricará con pastas compradas; mientras que para 2013 confían en producir las pasta en Argentina, y para el año siguiente proyectan construir una planta de purificación de litio.

“Será una planta mixta, con aporte del Estado y capitales privados, con un costo de entre u$s200 millones y u$s300 millones”, explicó a Télam Daniel Barraco, coordinador del proyecto y físico investigador del Conicet y de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física (FAMAF) de la Universidad Nacional de Córdoba.

Barraco indicó que “el compromiso es que todas las plantas van a estar en Salta, Jujuy y Catamarca, donde hay litio; mientras que los laboratorios de investigación estarán en La Plata y Córdoba”.

De este modo, el país podrá desarrollar todo el ciclo de este mineral desde su explotación minera -que se realiza por evaporización, no es minería a cielo abierto-, desarrollo industrial local y exportación en forma de baterías, una industria con alto valor agregado.

El procedimiento consiste en la obtención de carbonato de litio al 99% a partir del litio de los salares andinos y luego realizar las diferentes pastas que van en las baterías.

Barraco aseguró que se trata de lograr una “tecnología limpia, que permita conocer los procesos de remediación tras la extracción. También permitirá conocer el precio testigo para cobrar la regalía correspondiente a los inversores extranjeros”.

Con este desarrollo a nivel local, el Gobierno apunta a que las próximas netbooks del Programa Conectar Igualdad cuenten con baterías de litio desarrolladas en el país.

Barraco afirmó que fabricarán baterías homologadas para celulares y computadoras portátiles y también existe el proyecto para desarrollar las baterías para autos, cuyo precio de mercado está entre u$s10 mil y u$s20 mil en la actualidad.

“En 2014, -precisó Barraco- podremos estar fabricando baterías de autos y ese es el gran mercado mundial que se viene; se calcula que para 2020, al menos el 20% del parque automotor mundial va a ser de autos híbridos y eléctricos”.

En noviembre del año pasado, la automotriz china BYD (Build Your Dreams) firmó un acuerdo con el Ministerio de Industria para producir en el país (con socios locales) vehículos eléctricos para el transporte público y baterías de litio para celulares, notebooks y netbooks.

“Argentina tiene un potencial brutal en cantidad de litio y tenemos salares que tienen muy poco magnesio, con lo cual el costo de producir carbonato de litio al 99%, acá es barato”, destacó Barraco.

La cotización internacional de la tonelada del carbonato de litio está actualmente en u$s6 mil, con lo que triplicó su valor en menos de una década debido al boom de la industria de baterías recargables para netbooks, notebooks y teléfonos celulares.

Asimismo, los precios y la demanda de litio tienen perspectivas de duplicarse en los próximos años, según el Grupo de Expertos Senior sobre el Desarrollo Sostenible del Litio en América Latina.

De acuerdo con las exploraciones hechas hasta el momento, Bolivia, Argentina y Chile cuentan con el 80% de la reserva mundial de litio. Bolivia tiene la mitad de ese total y Argentina y Chile el 25% cada uno.

Argentina, con reservas especialmente en la Puna Jujeña y en Salta y Catamarca, es el segundo exportador de litio después de Chile; mientras que la otra gran reserva del mundo la tiene China, con el 15% mundial.

Anuncios

Para comentar debes ingresar vía redes sociales

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s