Precios promedio de minerales seguirían altos hasta 2020

Vittorio Corbo, ex presidente del Banco Central de Chile, sugiere asegurar el financiamiento de programas sociales.


¿Qué nos dice sobre las oportunidades actuales de Chile?

Chile aunque ha sido un país bastante exitoso en levantar su ingreso per cápita en los últimos 20 años, no hay duda que seguir adelante es cada vez más difícil dado que las oportunidades más simples ya se han utilizado y ahora es muy importante lo que haga el país en las áreas en las que tengamos oportunidades de mejorar.

¿Y cuáles son esas áreas?
Tienen que ver con todo aquello que contribuya a construir capital humano. Tenemos que mejorar la educación, no sólo desde el punto de vista de cobertura sino de calidad, especialmente de la educación pública. Asimismo avanzar con políticas que permitan aumentar la competencia de la economía, principalmente en servicios. Hay mucho que hacer en innovación. Chile tiene grandes oportunidades de ir acortando su brecha de ingreso per cápita como país industrializado (que hoy es de US$ 15,000 en paridad de compra y US$ 12,000 al tipo de cambio de mercado). La ventaja de Chile es que lleva 30 años con el mismo modelo de desarrollo.

Perú sigue un camino económico similar pero enfrenta un problema de falta de inclusión social. ¿Cómo ve el panorama del Perú?
Creo que Perú ha hecho un gran avance en los 15 últimos años, especialmente en los últimos 10 años gracias a continuidad de las políticas. Ha sido capaz de acortar su brecha de ingreso per cápita con los países desarrollados en forma rápida. El reto de Perú ahora, y también de Chile, es primero mantener el nivel de crecimiento quizás no a las mismas tasas pero que siga siendo alto para llegar a los niveles de ingreso de los países desarrollados, va a depender mucho de lo que hagamos nosotros mismos, tenemos que aprovechar los espacios que tenemos.

Y en lo que se refiere a la inclusión…
La mejor forma de inclusión es darles oportunidades a los más pobres y eso pasa por mejorarles significativamente la educación que se les está dando. Eso es verdad para Chile, para Perú y también para Estados Unidos donde la brecha también se ha ido ampliando allá debido a la calidad de la educación que reciben los niños más pobres con relación a los niños que pueden pagar un colegio privado.

¿A través de qué mecanismos (de mercado o de estado) es que se hace mejor esa inclusión?
En todo lo que es la educación que reciben los niños más pobres, el estado tiene un rol fundamental en el sentido de asegurar que esa educación sea de calidad; de los recursos necesarios; pero también de la gestión misma. También el estado tiene un rol muy importante en focalizar bien el subsidio en los sectores más pobres de la población. En eso han avanzado mucho Perú (en los últimos 15 años) y Chile (en los últimos 30 años)

Los recursos tributarios en países como Chile o Perú dependen mucho de los precios de los commodities (minerales) que son volátiles. ¿Cuál es la mejor receta para financiar los programas sociales?
Creo que en eso hay que ser muy cuidadosos. Chile aprendió de su experiencia y hoy hace su presupuesto tomando un precio de referencia de largo plazo del cobre y no el del año que ahora se considera está muy alto. Y el propósito de esto es asegurarse que los programas sociales estén financiados en las buenas y en las malas. Ello requiere acumular ´colchones´ (recursos) cuando los precios están muy buenos, para el futuro. La regla fiscal que aplica Chile hace que se gaste de acuerdo a los ingresos de largo plazo y no en función de los ingresos del año. Eso además evita que se aprecie mucho la moneda local (lo cual afecta bastante a los sectores no mineros)

Hay temores acerca de posibles caídas de los precios de los minerales. ¿Cómo está el panorama mundial de estos precios?
Dado los amplios espacios que todavía tienen países como China (US$ 4,300 a precio de mercado) e India (US$ 1,300) para acortar sus brechas de ingresos per cápita con relación a los de países desarrollados y las políticas de crecimiento que han adoptado (con éxito), puede esperarse que sus demandas de productos primarios continúen altas. Entonces, lo que podemos decir con una probabilidad bastante alta es que en promedio los precios de los productos primarios van a ser más altos en los próximos 10 años, con relación a los que habían entre 1997 y 2007. Es difícil saber que tanto más altos serán porque habrá seguro respuestas de oferta, pero es muy probable que sean altos. Usemos esos recursos para invertirlos en nuestros hijos, en capital humano.

En nuestros países, de vez en cuando surgen propuestas para gravar más la renta minera. ¿Cuál es su opinión?
Debemos tener cuidado, en América Latina en general. El sistema tributario es uno de los más importantes de un país, también desde el punto de vista de la credibilidad a las políticas y principalmente a la inversión. Pero, manteniendo esa idea como norte, también se tiene que ver cómo el país saca beneficios de los buenos precios de los productos primarios (Minerales). Es algo que el país tiene que ir balanceando. Los marcos tributarios no son para cambiarlos nunca, pero si uno los cambia está introduciendo ruido: eso de tener que ir evaluando al país y en cada momento, cuan centrado está el modelo, cuánta credibilidad ya hay de que el país está haciendo las cosas en la dirección correcta. Cuando uno cambia impuestos tiene que estar consciente de que hay costos y beneficios. El beneficio es que se va a tener más recursos y el costo que se puede estar cambiando el marco de la política con efectos negativos en la inversión.

¿Cuál es su opinión con respecto a los controles de capitales?
Mi lectura de la experiencia internacional con controles de capitales es que crea muchas distorsiones. Es obvio que tiene efecto en la tasa de interés (el impuesto eleva la tasa de interés), pero en cuanto a los flujos de capital afecta más la composición de éstos que el volumen; su efecto sobre el tipo de cambio real es bastante limitado y difícil de cuantificar. Entonces no están tan claros los beneficios y sí tienen costos. En caso de emergencia puede ser necesario, pero creo que en América Latina estamos lejos de eso, especialmente en países que han avanzado bien como Perú, Colombia. Hay otros aspectos en los que debemos estar más atentos.

¿Cuáles?
Por ejemplo, si hay elementos que hacen notar que se está creando alguna burbuja en el precio de activos; si está creciendo mucho el crédito. Eso no se controla con controles de capitales sino con regulaciones macroprudenciales, exigiéndoles más capital a los bancos (que ya está sancionado en Basilea III), por ejemplo. Asimismo para controlar el crecimiento del crédito cuando creemos que está creando potenciales problemas para una crisis.

¿Y si la preocupación es porque los capitales están creando una sobrevaluación del tipo de cambio?
Entonces hay que preocuparse porque a lo mejor está creciendo mucho el gasto interno (por diversas razones). Lo que hay que hacer en este caso es ayudar a los sectores que se pueden ver perjudicados y requieren reestructurarse, aumentar su productividad, facilitarles el acceso al crédito.

¿Cómo mantener un crecimiento a tasas altas y con inflación baja en el contexto actual de precios de commodities de alimentos y petróleo al alza?
En alimentos lo más probable es que sus precios más altos ya los vimos porque todo indica que la oferta está creciendo. Lo del petróleo es más complicado porque hay un shock tremendo en Medio Oriente y norte de Africa. Este shock le ha quitado fuerza al crecimiento mundial porque les quita ingreso a los consumidores. En nuestros países los ingresos de capitales se han atenuado en los últimos dos ó tres meses por los problemas de deuda en países de Europa y por los shocks últimos (petróleo, terremoto de Japón)

¿Cómo ve la perspectiva del Perú?
Perú ha hecho un gran avance en los últimos 10, 15 años y eso lo están viendo ustedes en aumentos de ingresos, de la actividad. Creo que lo importante es seguir avanzando en la dirección que les permita seguir acortando brechas con los países industrializados. Eso depende no sólo de lo que pasa en el resto del mundo, sino más de los que hagan los peruanos, lo mismo le pasa a Chile. En algunas áreas los problemas a afrontar son similares. Por ejemplo la educación, incluir a los más pobres, son problemas importantes no sólo desde el punto de vista que afectan el crecimiento sino que afecta la equidad con lo cual entonces también afecta la sostenibilidad del modelo, de este modelo que ha sido tan exitoso para los chinos, para los indios y también para nosotros en sacar gente de la pobreza. Pero tenemos que ser muy cuidadosos en que no se nos caiga el crecimiento porque nos falta capital humano y también que no se exacerben los problemas de equidad.

¿La política (a secas) influye o no en ese proceso?
Lo importante es mantener un curso de política que sea amigable al crecimiento y a la equidad, sin afectar las perspectivas de crecimiento de la población.

http://gestion.pe/noticia/748364/precios-promedio-minerales-seguira-alto-proximos-10-anos

Anuncios

Para comentar debes ingresar vía redes sociales

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s