El comercio de las Tierras Raras

La tierra rara es un producto estratégico de exportación imprescindible para fabricar productos tan diversos, pero tan necesarios en el mundo actual, tales como las pantallas planas, computadoras, teléfonos celulares, láseres, autos eléctricos, superconductores, así como desde una amplia gama de dispositivos electrónicos, hasta los modestos encendedores requieren de estos elementos químicos. Todos estos compiten por las 120 mil toneladas anuales de la oferta global.

En el pasado, la mayor parte de las tierras raras fueron utilizadas como materias primas en las industrias del vidrio, cerámica, alumbrado y metalurgia.

Estos metales que contienen las tierras raras son muy difíciles de obtener. Las concentraciones de los minerales que se extraen de la tierra son muy bajas, lo que significa que hay que remover muchas toneladas de mineral para extraer unos pocos kilos de metal; además, separar el metal del mineral exige tratamientos muy complejos y contaminantes.

Estas características han supuesto que la producción de estos metales se dé principalmente en países que cuentan con una legislación medioambiental laxa con una mano de obra barata. China es el país que cumple con estas condiciones, siendo el responsable de más del 93% de la producción mundial de tierras raras.

Otros productores fuera de China abandonaron la producción de tierras raras al no poder competir, por lo que China asumió el total control del mercado. El desarrollo de nuevas minas de tierras raras podría tomar hasta 10 años. Hoy, para China, las tierras raras representan lo mismo que el petróleo para los países del Medio Oriente.

China antes no explotaba esta producción, sin embargo hoy en día su importancia es capital. En el 2009 el Ministerio de Tierras y Recursos Naturales de China anunció un sistema de cuotas en la extracción de tierras raras. Esta decisión ha reducido la cantidad de producción de tierras raras y suspendió el permiso para nuevos proyectos mineros. Por otra parte, el Gobierno chino también impuso restricciones a la exportación de metales de tierras raras a través de un impuesto a la exportación y ha anunciado que aumentará las tarifas a la exportación de estas materias primas en el 2011.

Sin prejuzgar las razones de estas restricciones, que bien puede deberse por preocupaciones válidas como las medioambientales, lo cierto es que la nueva política de China preocupa sobre todo a las grandes industrias. De hecho, varios sectores industriales importantes de Estados Unidos, Europa, Brasil, Japón, Corea del Sur e India dirigieron una carta abierta a los líderes mundiales del G-20, donde denunciaron los riesgos en la baja de los suministros de las tierras raras, que según ellos pueden impedir la recuperación económica.

Antes de que China consolidara ese control, en la década de 1990, Estados Unidos era el mayor productor mundial; sin embargo, cerró la explotación en el 2002, debido a la competencia china por los bajos precios y preocupaciones medioambientales.

Está por verse qué tan sostenible es depender de las tierras raras chinas y cuáles podrían ser las materias primas que sustituyan en el futuro la fabricación de productos de tecnología de punta, sin caer en que un solo país controle un producto tan importante para el comercio internacional.

http://www.prensalibre.com/economia/comercio-Tierras-Raras_0_410358979.html

 

Anuncios

Para comentar debes ingresar vía redes sociales

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s