Sector minero prevé cerrar el año con la caída más fuerte en cinco años

Las proyecciones para el sector minero no se muestran optimistas para finales de año, sus representantes ni siquiera tienen esperanzas para el próximo 2011. La caída de más de 15% de su Producto Interno Bruto (PIB) en el primer semestre de este año augura que hace falta mucho más que un leve crecimiento en la producción de algunas empresas públicas, como Sidor.

La Cámara Minera Venezolana (Camiven) estima que para este año la producción de hierro estará a 35% de su capacidad (9.000.000 toneladas métricas), mientras que para el acero el porcentaje se ubica en 45% (2.500.000 toneladas métricas). El presidente de Camiven, Luis Rojas, explica que las proyecciones para 2010 son evaluadas según la producción y el PIB del sector del último semestre. “Para este año no tenemos muchas aspiraciones, estamos en una situación muy delicada, se puede observar en la capacidad a la que están operando las empresas”.

La Cámara evalúa que para finales de 2010 la explosión de la bauxita estará en alrededor de 33% de la capacidad instalada existente en el país, esto significa que su producción será de 2.000.000 de toneladas métricas, aproximadamente. El presidente de Camiven acota que el caso de la bauxita es uno de los más graves en el sector, dado que en el año 2004 esta industria logró producir más de 6.000.000 de toneladas.

Gilberto Sánchez, ex presidente de Camiven, dice que para volver a lo que era el sector minero hace unos cinco años, habría que hacer una inversión colosal, que la actual administración no está dispuesta a realizar. “Primero se requiere de seguridad jurídica y, además, de cuotas de riesgo para la inversión, hay que recordar que la minas son una inversión de alto riesgo. Por otro lado, se requiere de una renovación total de las plantas procesadoras, en cuanto a tecnología, reposición de equipos y maquinarias, porque están en un estado bastante crítico para su funcionamiento”, acota Sánchez.

La caída de 15,2% en el sector de los minerales impacta otras actividades más allá de las relacionadas con las minas propiamente. Sánchez explica que “si no hay caliza y arcilla, pues no hay cemento, lo cual a su vez se refleja en la industria de la construcción; si no hay pella, tampoco hay briquetas, ni acero; si no se trabaja la arena, tampoco hay cerámica, es todo una cadena”, comenta.

Estadísticas de Camiven reflejan que en Venezuela hace cuatro años se producían 22 millones de toneladas métricas de mineral de hierro, de las cuales 60% se consumía en el país. “Poco a poco se fue dejando de exportar, luego se cerraron unas cuantas plantas procesadoras y las que restan tienen una mínima producción, trabajan a 30% de su capacidad. Esto nos lleva a un promedio de 10-12 millones de toneladas actualmente de mineral de hierro”, asegura Sánchez. A esto se suma que la mayoría de los clientes a los que se les exportaba hierro se ha perdido, porque el mercado internacional demanda más mineral transformado, no crudo.

La ley es completa Hasta los momentos, Camiven considera que aún no es necesario desarrollar una nueva norma para el sector minero. Sánchez, que todavía sigue involucrado y forma parte del sector minero venezolano, dice que la actual Ley de Minas tiene la suficiente capacidad de acción para dar marco a un plan minero nacional que recupere esta actividad, que “es relevante y además contribuye a la generación de divisas para el país”.

 

http://www.elmundo.com.ve/Default.aspx?id_portal=1&id_page=18&Id_Noticia=32937

Anuncios

Para comentar debes ingresar vía redes sociales

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s