Lo que quedó de las minas de Naricual

Barcelona.- En uno de los tantos cerros que hay en Naricual, zona rural del municipio Bolívar, existe un túnel que intimida con sólo pararse frente a él. Y no es para menos. El conducto subterráneo supera los tres kilómetros de largo, sin contar con las galerías que tiene a los lados, dos pozos con más de 250 metros de profundidad y un par de ascensores de carga.

Sin embargo, a Cosme Damián Araguache, de 84 años, aquel panorama, lejos de causarle asombro, le da nostalgia porque recuerda, como si fuera ayer, los días en que se desempeñaba como obrero en las minas de carbón de Naricual, zona rural de Barcelona.

El minero retirado se encontraba en su casa junto a su esposa Teresa Rivas. Allí contó cómo se ganaba la vida en los túneles carboneros. “Yo soy de San Juan de Macarapana, estado Sucre. En 1962 vine a Naricual en busca de trabajo. En esa época tenía 24 años. Entré como obrero, luego estudié y me convertí en mecánico de mantenimiento.

Ganaba 12,50 bolívares diarios cuando un kilo de carne no pasaba de 3 bolívares, era mucha plata”, dijo Cosme mientras mostraba un carnet del trabajo junto con el casco con linterna y batería que aún conserva como unos trofeos.

Don Cosme dice que él formaba parte de los tres mil trabajadores que laboraban en tres turnos diarios en estas minas anzoatiguenses, de 7 am a 3 pm, de 3 pm a 11 pm y de 11 pm a 7 de la mañana. El carbón extraído de las minas era trasladado por correas mecánicas hasta seis turbinas que cargaban los vagones del tren que transportaba toneladas del mineral hasta los muelles de Guanta, donde los barcos recibían la carga que sería exportada a otras naciones.

“Varias veces viajé en el tren que funcionaba con gasoil. Atravesaba Barcelona, Puerto La Cruz y Guanta. A uno de los operadores de la locomotora le decían Cachimán”, recordó el sucrense.

Oficio de riesgo

Trabajar en las minas garantizaba bastante dinero, pero el peligro que se corría en el oficio era alto y fueron muchos los que perdieron su vida bajo tierra. Los tres accidentes ocurridos en los años 1900, 1915 y 1946 a consecuencia de explosiones y derrumbes sumaron un total de 66 muertos.

Según la página web http://www.rena.edu.ve, el yacimiento de carbón de Naricual fue hasta mediados del siglo XX el gran protagonista de la explotación carbonífera en Venezuela, pero problemas diversos se acumularon poco a poco hasta la década de los 80 acabaron con una actividad minera que hoy en día quedó en el olvido.

Para mostrar lo que queda de las minas, don Cosme Araguache se ofreció para mostrar la caverna minera. Para ello se abrió paso a través de la maleza con un machete hasta llegar a la entrada del túnel principal. Allí caminó hasta donde llegaba la luz natural que desaparecía luego de 60 metros, el resto del túnel se mantenía sumergido en la oscuridad.

Recostado de las paredes cóncavas describió que ya no estaban la fila de bombillos, los ductos de aire y las máquinas perforadoras, tampoco los vagones y los edificios administrativos quedaron desmantelados. El sonido constante de motores que era común dentro y fuera de la cueva le cedió el turno al silencio, que de vez en cuando es interrumpido por el ruído de los murciélagos y el canto de las aves. El olor a petróleo que despedía el carbón fue sustituido por el de humedad y los rieles por donde pasaba el tren están cubiertos de tierra y monte.

Sólo en la memoria de Araguache están vivas las luces de los cascos de los mineros que recorrían el túnel y las galerías mientras excavaban en las entrañas de Naricual.

 

http://eltiempo.com.ve/locales/regionales/comunidad/lo-que-quedo-de-las-minas/28082

About these ads

2 Respuestas a “Lo que quedó de las minas de Naricual

  1. ronald maharaj

    lamentablemete una mina que era una de las desarrolladas para su epoca, quedo sumeegida en el monte, en el olvido
    Varias empreasas trataron de llegar a un acuerdo con el entonces Corpooriente y lamentablemnte no se pudo….

  2. Triste relato, guardando algo de distancia es asi el mismo relato que se podria oir de algun viejo minero callaonse, eso es lo que deja la mineria, muchas similitudes en pueblos del cinturon carbonifero de los Estados Unidos, años de bonanza seguidos de una interminable depresion es el legado minero. No olvidemos que el petroleo es tambien minado y su resultado parecido, sino lo creen asi visiten algun viejo campo de esos, un ejemplo Quiriquire. Lamentable