Fiebre del oro impulsa las inversiones en Nicaragua

La industria de la minería metálica de Nicaragua pasa por su mejor momento, al punto que actualmente el oro es el tercer principal rubro de exportación. En 2010, el oro y la plata generaron en divisas 226.67 millones de dólares y lograron crecer en producción de onzas troy un 56 por ciento la plata y 88 por ciento el oro. Las compañías mineras mundiales son atraídas por el potencial existente.
Nicaragua recuperó su lugar entre los diez principales países productores de oro de América Latina.

Con una producción de 156 mil onzas troy en oro en 2010 (cifras del Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex), Nicaragua se “mueve” entre los puestos nueve y diez de los países productores en la región latinoamericana, sostiene la Cámara Minera de Nicaragua (Caminic).

“Nicaragua debería de poder posicionarse dentro de los primeros veinte exportadores (mundiales), es cuestión de que continúe la exploración y se puedan hacer dos o tres minas más”, afirma Sergio Ríos, presidente de Caminic y gerente de la empresa Hemco Nicaragua S.A.

El panorama “brilla”, pues los niveles de producción de oro significó un crecimiento del 88 por ciento respecto al 2009. Las exportaciones totales ascendieron a 222 millones 160 mil dólares, registra el Cetrex. Es el tercer principal rubro de exportación del país.

El gran salto lo provoca la entrada en operaciones de la mina La Libertad, en Chontales, que reactivó operación luego de casi dos años de interrupción, para lo cual se invirtió 70 millones de dólares en la reconversión del sistema de obtención y procesamiento del oro.

El sector de la minería metálica la componen actualmente tres minas en operación: La Libertad y Mina Limón. ubicada en León, que son propiedad de la compañía canadiense B2GOLD. Además, Hemco en Bonanza, Región Autónoma Atlántico Norte (RAAN), de capital canadiense, estadounidense y nicaragüense.

La mina La Libertad generó en exportación 87.2 millones de dólares el último año, siendo más del cien por ciento de los 72 millones de dólares que generaron juntas Hemco y mina Limón.

Omar Vega, gerente general de la empresa Desarrollo Minero de Nicaragua (Desminic) que administra la mina La Libertad, indica que lograron producir 70 mil onzas troy en 2010.

“Tenemos reservas en este momento para siete años de operación continua y con eso tenemos un plan establecido de producción de 80 y 90 mil onzas anuales. Es lo que está asegurado ahorita en vida de la mina”, asegura Vega.

La mina Limón también prevé pasar de 40 mil a 45 mil onzas de oro anuales en 2011. De esta manera, según Dale Craig, gerente general de B2GOLD en Nicaragua, alcanzarán las 135 mil onzas troy entre ambas minas, que representará un crecimiento del 25 por ciento comparado con las 110 mil onzas del año pasado.

co no se queda atrás. Ríos dice que el plan es incrementar 6 por ciento y pasar de 38 mil a 48 mil onzas anuales.

Las tres compañías son de los principales empleadores existentes en el país, pues en puestos directos actuales suman 2,790, según informe del Ministerio de Energía y Minas (MEM). Pero con los empleos indirectos que generan, Caminic estima que el sector minero aporta 15 mil puestos de trabajo.

También significan un sector importante aportador de impuestos al tesoro nacional, pues el último año fueron por US$$5 millones, incluido el tributo minero especial que por ley enteran por derecho de concesión.

PRECIO AL ALZA

La producción de oro en el país ha mostrado una tendencia de aumento los últimos diez años, aunque tuvo dos períodos de baja en 2006 y 2009, por las crisis de precios y económica que se registró esos años.

En los últimos diez años el incremento del rubro ha sido del 33 por ciento, según el MEM.

Los empresarios coinciden en el análisis de que el sector está estimulado por el precio internacional, al ser el oro un valor refugio muy apreciado para los inversores deseosos de protegerse contra la inflación y la volatilidad de las divisas.

Ríos, de Caminic, y Craig de B2GOLD explicaron que la debilidad del dólar y el hecho que el euro también se muestre frágil ante las incertidumbres financieras que pesan sobre las economías europeas y de Estados Unidos, debería seguir alimentando esta subida de precio.

Su precio aumentó un 29 por ciento en 2010 y estableció el 7 de diciembre pasado un máximo histórico a 1,431,25 dólares la onza. Aunque con ciertas variaciones, los valores mantienen en alza, pues el viernes pasado los futuros del oro para entrega en febrero era de US$$1,349 dólares la onza.

La consultora internacional de metales preciosos, GFMS, prevé que el oro pueda llegar a finales de 2011 por primera vez a los 1,600 dólares, impulsado por las bajas tasas de interés y los temores por la crisis de la deuda en Europa y la flexibilización monetaria en Estados Unidos.

“El oro, dice Ríos, no es un comoditi como el café, el maíz, etc.(…). más bien la gente lo compra cuando tiene miedo, por inestabilidad política y económica. Al ser su valor intrínseco, da mucha seguridad al inversionista”, afirma.

También la plata en bruto acapara la atención de la industria minera. El incremento de producción en una década ha sido de 340 por ciento, siendo el repunte más importante en 2010 donde creció en 56 por ciento.

Las exportaciones de plata sumaron 4.5 millones de dólares, con una producción arriba de las 224 mil onzas.

 

INVERSIÓN CASI DE US$$100 MILLONES

Y es precisamente esa “fiebre” de oro que existe a nivel mundial apuntalada por el alto precio de cotización y el “potencial minero existente” en Nicaragua lo que están impulsando millonarias inversiones de parte de las compañías ya existentes, en búsqueda de nuevas vetas de donde extraer el precioso mineral.

Las inversiones en 2010 en el sector fueron de 21 millones de dólares según el MEM. Sin embargo, la cifra no coincide con las brindadas por las mineras.

Sólo el gerente de B2GOLD afirma que en este período sus inversiones en gasto de capital y exploración sumaron US$$100 millones.

Craig además dice que para este año serán US$$60 millones a invertir en nuevas infraestructuras, exploración de zonas potenciales de tener mineral de alto valor exportable, aparte de los proyectos comunitarios.

Mientras Hemco confirma US$$3 millones en exploración de nuevas áreas. Pero en total son casi US$$40 millones a invertir entre los proyectos en que la compañía está incursionando, que incluye la minería, tres plantas de energía hidroeléctrica, un call center y el proyecto forestal de 500 hectáreas de árboles.

“La visión estratégica de Hemco es a 15 años”, afirma Ríos.

Ambos empresarios reconocen que Nicaragua está siendo muy atractiva tanto por la alta cotización del metal precioso, por ser un país con historia minera y la facilidad de inversión que presta al contar con suficiente información geológica para identificar las áreas de exploración con altos valores.

Otras firmas mundiales se han percatado de esas ventajas y están incursionando en búsqueda de los yacimientos rentables.

Una de éstas es la canadiense Golden Reign Resources Ltd., que recientemente informó haber encontraron un potencial “prometedor” en los resultados finales de su programa regional de muestreo del año 2010, realizado en el bloque norte de su concesión en San Albino-Murra, en Nueva Segovia.

Karla Guerrero, directiva de Caminic, refiere que contrario a 2009 cuando “casi todas las exploraciones se suspendieron”, actualmente “hay un repunte” que superan las inversiones de 2010.

Detalla que “hay alrededor de diez nuevas empresas, algunas están en el proceso de obtener la concesión (del derecho del área de exploración) y otras en conseguir los permisos” en el MEM.

Son compañías de Canadá, Estados Unidos, Reino Unido y Australia. Los planes en búsqueda de yacimientos se centran principalmente en municipios de la Costa Atlántica, como Siuna, Rosita, Waspam, zonas mineras históricas.

Esto hace creer a Ríos, presidente de Caminic, que en un período de cinco años “deberíamos ver que se ponga la primera piedra de una nueva empresa minera” que se construya para operar.

Por su parte, Guerrero dice que el atractivo para inversiones en la minería es que “podés pasar de cinco a ocho años explorando, estudiando para encontrar un yacimiento del mineral que sea atractivo y rentable para explotarlo”.

 

http://www.laprensa.com.ni/2011/02/07/economia/51365

About these ads

Los comentarios están cerrados.