Antimonio, nueva alternativa para recuperación de la minería

La Paz – Bolivia.- Según el analista y profesional, Salomón Rivas Valenzuela, en Bolivia siguen existiendo yacimientos de antimonio de manera diseminada, porque considera que sólo se trabajó la parte mineralizada, constituyéndose ahora en la nueva alternativa para recuperar la minería, lo que generará más empleos.

Explicó que dentro del auge del antimonio, sólo se trabajó la parte masiva mineralizada en veta, pero que en la parte de arriba existe una cola de ramificaciones. “Entonces lo que no se pudo trabajar, queda en la parte ramificada de baja ley, y que ahora se trabajará con un mayor volumen, pues existe un potencial grande”, precisó.

El profesional remarcó que el antimonio metaloide tiene diversos e indispensables usos para la corriente, incluso afirma que en conflictos bélicos requieren del mineral para placas de batería.

Mencionó también que su uso está destinado para retardadores de flamas de combustión, especialmente para plásticos de PVC, botellas desechables, materiales antifricción, (rodamientos), pinturas entumecientes, donde se hincha y cuida a la madera u otros materiales de incendios y caracteres de imprenta para linotipos en imprenta dada su propiedad de expandirse cuando se enfría.

YACIMIENTOS

Las grandes minas de Chilcobija, Candelaria, Churquini, Caracota y Rosa de Oro que rodean Tupiza, denominada la “joya bella de Bolivia” han sido agotadas al fondo de sus bolsones hasta 300 metros de profundidad.

El resto son minas chicas de bolsones superficiales trabajadas hasta acabarlos, donde se llegó al fondo en el agua y la roca que fluía con ausencia de silicificación, lo que termina de arriba hacia abajo.

Es conocido que lo mejor del yacimiento está en el afloramiento que requiere ahora incursionar en una minería superficial de “Open pit” a la boliviana, desde el uso de pala, pico y carretilla hasta cargadores frontales, todos estos detalles están insertos en el libro de Salomón Rivas Valenzuela, que será presentado por el autor, mostrando localidades señaladas y parajes.

Rivas se refirió a las altas cotizaciones del mineral, por lo que considera necesario invertir notoriamente en esa nueva producción al haber crecido en Bolivia gran parte de su potencial de alta ley a precios bajos a las exigencias de las grandes guerras mundiales.

“De primer productor mundial de antimonio (1975 – 1980) y de primera calidad (broza 65 por ciento de antimonio), nos hemos ido casi a la cola, por falta de conocimiento, ahora que se debe elevar el nivel de vida del boliviano con trabajo limpio, haciendo las cosas bien”, destacó

RECUPERACIÓN

Según el autor, el proceso de recuperación puede hacerse por diferentes pasos, pero que generalmente se lo hace por volatilización, existiendo plantas en Vinto con proceso de lixiviación, también procesos pirometalúrgicos lingotes de antimonio puro y al tratar óxidos de antimonio (polvo de antimonio que sirve como retardador de combustión).

HISTORIA MINERA

El experto en minería informó que desde la época de Patiño, una vez que la transnacional realizó grandes esfuerzos de 1936 – 1942, con el objetivo de trabajar todo el antimonio en Bolivia, geólogos italianos, europeos y americanos recorrieron la mayoría de las minas, depósitos que les aparecieron muy diferentes a lo que eran los estañíferos.

“No pensaron que este mineral no podía ser trabajado en escala mayor debido al carácter errádico del mineral y la falta de agua adecuada. Se informó en su momento a Patiño que si se trabajaba de manera formal aumentarían los costos. Mencionó que son propiedades pequeñas de cuatro pies de altura a 1.20 m para ahorrar maderas y soporte trabajadas por mujeres y niños, donde las condiciones son pobres y la concentración es hecha completamente a mano. Sólo podían ser operados por mineros chicos, en un informe entregado a Patiño”, destaca en parte de su libro.

Salomón Rivas resalta que es la minería del pobre que con sacrificio” “es con el que se hacen ricos, así es nuestra minería, defendámosla trabajando nosotros mismos desde el hierro, zinc, cobre, bismuto y oro”.

PRODUCTORES

El principal productor de yacimiento, es China. Las grandes inundaciones afectaron sus operaciones, pues fue el acabose de ellos, los desastres y accidentes se produjeron debido a la pérdida de la roca incajonante, siendo el fondo que mengua su potencial y el incremento de su industrialización afectó al precio del antimonio.

El precio del antimonio no opera a través de una bolsa comercial, sino en los precios del London Metal Bulletin, un precio que no refleja fielmente la realidad, el mercado vulnerable a maniobras especulativas, más al alcance de los compradores y a riesgo de productores en ocasiones de presiones especulativas con la mentalidad de abaratar los precios de compra de metal.

Según su criterio, lo productores deben hacer esfuerzos para informarse sobre negocios, financiamiento y comercialización, también sondear mercados para productos especiales, para llenar bien las bolsas, aprovechar el mercado latinoamericano de aleaciones antimoniales y tener como meta nacional la fabricación de baterías para Sudamérica.

El libro toma en cuenta el esfuerzo de los profesionales en minas, técnicos de minas y geólogos que recorrieron cientos de miles de antimonio de La Paz, Oruro, Cochabamba, Potosí, Chuquisaca, absorbiendo el sacrificio para desprender una teoría nueva de la formación de esos yacimientos que es útil para calcular y estimar reservas.

El libro patrocinado por industriales mineros que llevaron el metaloide a ser el primer productor mundial. El autor da sus 60 años de experiencia geológica para los emprendores que desean producir el mineral y progresar en su actividad, que es sacrificada, pero que cuenta con el esfuerzo y recompensa.

Los yacimientos del antimonio son superficiales, muchos de ellos se han encontrado al arrancar una yerba y se veía cómo en sus raíces brillaba el mineral, pues son como tapones que se llaman bolsones que van a pequeña profundidad pero el conocimiento geológico de la zona tiene que encajar.

La geología del antimonio, afirma el investigador minero, es muy parecida a la geología del petróleo, “donde el agua lleva al petróleo, al gas a la parte culminante de la anticlinal de doble hundimiento que se llama “domo anticlinal”, de la misma forma la silice lleva al antimonio que cae de una falla de arriba y empapa la parte superior del anticlinal razón, por la cual no profundizan mucho.

Finalmente, se refirió que un gran depósito como Chilcobija, por ejemplo, ha llegado a los prados para ir a la sinclinal. Por eso, considera que es importante el trabajo de profesionales geólogos, pero que existe mineral para saber cuánto hay de reserva.

El Diario

About these ads

Los comentarios están cerrados.