Oro, plata, cobre y aluminio: cómo invertir en los metales más demandados

Tras la crisis financiera, las inversiones en “activos duros” como metales industriales crecen a toda marcha. Hoy, más del 75% de las existencias de aluminio están atadas a grandes operaciones financieras. El cobre, el oro y la plata también atraen.

El aluminio solía ser un metal para fabricar aviones y latas de gaseosas. Por su parte, el oro era hasta hace poco la materia prima de las joyas y las monedas. Pero ahora ambos son, por sobre todo, instrumentos financieros. Es que la fiebre de los metales se ha apoderado de los mercados: mientras los analistas discuten acerca de qué pasará con el precio de esos commodities, los inversores siguen buscando la forma de apostar a ellos.

Los metales preciosos como el oro y la plata; los industriales como el aluminio y el cobre; y hasta los metales menores, como el cobalto y el molibdeno (ver aparte); atraen a los ahorristas de todo el mundo. Es por eso que, en los últimos 12 meses, han experimentado subas de hasta 135%. Para los interesados, El Cronista preparó una guía con todas las alternativas que permiten invertir en metales:

–Oro: los analistas más optimistas lo ven en u$s 1.300 por onza a fines de este año. Ahora, el metal precioso se encuentra en u$s 1.109, por lo que todavía tendría un margen de apreciación interesante. Una posibilidad para invertir en oro son los lingotes o monedas (los mexicanos y los sudafricanos son los más conocidos aunque también existe el “argentino de oro”, una emisión que comenzó en 1880). Esta operación puede hacerse en bancos o casas de cambio. Hay que tener en cuenta el costo de la operación, porque en algunos casos puede significar hasta 8% de la inversión debido a los spread que se tiene entre el precio de compra y el de venta.

La otra opción válida para cualquier materia prima es comprar un instrumento financiero que replique el precio de este activo desde los mercados internacionales. Tradicionalmente los Exchange Traded Fund (ETF) sirven de vehículo. Estos índices que replican el precio del metal permiten que el inversor se vuelque al mercado sin la necesidad de cargar con “lingotes”. El GLD es el más tradicional pero también existe el DBP (de Deutsche) que representa una canasta de distintos metales.

Otra de las opciones es invertir directamente en acciones. Los papeles de Barrick Gold, Newmont Mining y Seagold Bridge se encuentran entre las apuestas más reconocidas. Todas ellas se adquieren en el exterior. Hay que tener en cuenta que las acciones no se comportan con una correlación tan grande respecto del movimiento del oro, por más que pertenezcan a una minera. Y son peor cobertura contra la inflación.

–Plata: la alternativa más sencilla para apostar a metal es a través del ETF SLV, que replica el precio de la Plata física (posee barras de 1.000 onzas cada una). Este ETF registró un aumento del 17% en los últimos 12 meses, y aparentemente, podría seguir subiendo.

–Aluminio: la atracción que genera este metal entre los inversores se ve claramente en las cifras: según el diario británico Financial Times, entre 75% y 90% de las reservas físicas de aluminio están atadas a acuerdos de arbitraje financiero que aprovechan la diferencia entre el precio contado y el precio futuro. Los interesados en apostar a este metal pueden hacerlo a través de ETFs tales como el DBB, que replica una canasta de futuros de Aluminio, Cobre y Zinc; y que subió 70% en los últimos 12 meses; o de acciones de empresas del sector: Aluar, en la Bolsa Argentina, o Alcoa, en el mercado estadounidense. Desde el mercado local, pueden comprarse Cedears de Alcoa.

–Cobre: subió 134% en los últimos doce meses, por lo que es una de las materias primas que ha dejado mayores ganancias.

Fuente: El Cronista

About these ads

Una respuesta a “Oro, plata, cobre y aluminio: cómo invertir en los metales más demandados

  1. me gustaria un lugar donde invertir en oro o plata aca en venezuela con bsf, que sea real y no una estafa si alguien me explica seria excelente saludos!