El Instituto Nacional de Geología y Minería de Venezuela – 10º Aniversario

Los servicios geológicos son instituciones de investigación creados en todos los países con el objetivo fundamental de conocer los recursos naturales existentes en cada uno de ellos.

 A nivel mundial, el primer servicio nacional fue creado por Inglaterra en 1835, como una herramienta para apuntalar la revolución industrial y proporcionar la información necesaria para realizar el desarrollo de la industria y la agricultura.

 Esta iniciativa fue seguida en el continente americano, en el mismo siglo XIX, por Canadá y los Estados Unidos de América, quienes en 1841 y en 1879 fundaron sus propios “Geological Surveys”.

 A partir de ese momento, todos los países del mundo han creado idénticos organismos de investigación, aunque con diferentes nombres, siempre con los mismos objetivos: generar la información geológica básica necesaria para el desarrollo de la industria petrolera, minera, de la construcción, sísmica, hidráulica, agronómica, ambiental, riesgos naturales, etc. Esto es perfectamente explicable porque ningún país puede planificar su desarrollo desconoce los recursos que posee; de igual manera todo país debe conocer previamente las dimensiones y características de los riesgos naturales a los que puede estar expuesto.

 Estimaciones recientes señalan que en el año 2000 los costos de los desastres naturales a nivel mundial estarán por encima de los 100 billones de dólares, de los cuales los riesgos geológicos comprenden una parte importante de dichos costos. Los pasados y recientes acontecimientos naturales ocurridos en el Litoral Central, Caracas y otras regiones de Venezuela nos tomaron por sorpresa, por no contar con un organismo que monitoreara y estudiara fenómenos de ese tipo. 

 Para tener una idea de la importancia de estas instituciones geológicas, basta El Geological Survey de Gran Bretaña (BGS), en los últimos cuarenta años ha trabajado en cerca de 100 países, en más de 250 proyectos, superando los dos millones de kilómetros cuadrados (Km2) de cartografía geológica a diferentes escalas.

 Geological Survey de Canadá (GSC) descubrió, durante los dos primeros años de su existencia, el famoso y rico yacimiento de cobre de Sherbrooke, el cual produjo ganancias millonarias en dólares entre 1855 y 1966. Esa misma organización, en un reconocimiento geológico de 165.000 Km2, dirigida por George Dawson en 1887 descubrió los famosos yacimientos auríferos de Yukon (una década antes del “Gold Rush” –fiebre del oro-).

 Es cierto que hoy en día esos “servicios geológicos” de los países desarrollados, tienen otros objetivos y han modificado su prioridad original de evaluación de recursos minerales y la minería. En esos países las prioridades están ahora orientadas al estudio del ambiente, los desastres naturales, como terremotos, deslizamientos, inundaciones, otros planetas, entre otros… a pesar de que un informe reciente del Servicio Geológico Inglés (BGS) señala que en ese país, cada persona usa aproximadamente 20 toneladas anuales de recursos provenientes de la tierra.

 En Venezuela se creó en 1936, el Servicio Técnico de Geología y Minería, adscrita al Ministerio de Fomento; luego fue transferido al Ministerio de Minas e Hidrocarburos (Ministerio de Energía y Minas; hoy Ministerio del Poder Popular para las Industrias Básicas y Minería ), alcanzando su máximo desarrollo en las décadas de los 60 y 70. A partir de la década del 80 se inició un proceso de desmantelamiento organizativo que lo llevó a la situación de extremo deterioro en el que hoy se encuentra.

 Esta involución de la investigación geológica en Venezuela y su aplicación en los campos de la industria petrolera, minera, aguas subterráneas… no fue fortuita; hubo un especial interés de frenar el desarrollo, que coincidió con la oferta de servicios geológicos de países desarrollados en realizar la cartografía y la evaluación de los recursos minerales del país, con el argumento de “poseer modernas tecnologías, que aceleraban el proceso y mejoraban la calidad del producto”.

 Durante muchos años, la comunidad científica de las ciencias geológicas de Venezuela estuvo huérfana de un centro de investigación y muchos fueron los intentos por convencer a los gobernantes de turno en crear el Instituto Geológico Nacional, como ya lo habían hecho la totalidad de los países latinoamericanos.

 Fue por lo anteriormente expuesto, que en el programa de Gobierno del Presidente  Hugo Chávez, en lo que corresponde al sector geológico – minero, se incluyó como una de las medidas a llevar a cabo dentro del “Programa de los Cien Días”, la creación del Instituto Geológico Minero de Venezuela.

 Finalmente, con motivo de la promulgación de la Ley de Minas, el 28 de septiembre de 1999, se creó el Instituto Nacional de Geología y Minas; acto que fue acogido por la comunidad geológica como signo de la clara visión del gobierno en la solución de los problemas que el país vive.

 Venezuela, país petrolero, con pretensiones de ser minero, era el único país del mundo que no contaba con un servicio geológico; peor aún, no poseía ni siquiera una cuadrilla geológica regular, realizando algún tipo de investigación en el campo.

 Venezuela necesitaba de suma urgencia, la creación de un instituto de investigación geológica que produjera la información que el país necesita para planificar su desarrollo; pero debe ser una organización como fue la de USA, Canadá e Inglaterra en el siglo antes pasado, no como lo son ahora.

Hoy en día los servicios geológicos de los países industrializados tienen objetivos distintos, y por ello han salido a “prestar servicios” a países del tercer mundo, vendiéndoles tecnología y escudriñando los recursos naturales de estos países, para consumo de las grandes empresas mineras y petroleras que luego “generosamente” explotan esos recursos.

 Hoy estamos más convencidos de que los cambios revolucionarios que impulsa el actual gobierno nacional, uno de dichos cambios lo constituye la necesidad de dominar el conocimiento profundo de nuestro territorio, de nuestros recursos naturales y de nuestra geografía; como requisito fundamental para planificar nuestras estrategias de desarrollo económica, social y política. Hasta ahora la labor de los entes responsables de esta materia  ha dejado mucho que desear y hasta podríamos decir que han ido expresamente en contra de los intereses nacionales.

 Es igualmente oportuno advertir que el Instituto geológico Minero no debe ser convertido en una “empresa de servicio” ávida de tener contratos de empresas privadas y oficiales, con miras a obtener una exigua ganancia. Es necesario recordar que la Ley Orgánica de Administración Central responsabiliza al Ministerio de Energía y Minas (MEM) en las tareas de realizar la cartografía geológica del país y el inventario de sus recursos minerales, y esa deber ser la labor primordial del Instituto.

 Sin embargo, han transcurrido cuatro años de su creación y el Instituto no abre alas. Es un organismo carente de objetivos prácticos, sin programas, sin norte, consecuencia de una total ignorancia por parte de los directores de hasta hace poco MEM de cuantificar, las verdaderas necesidades para el país, de esa Institución.

 Estamos en la cola de los países latinoamericanos y del mundo en lo que a investigación geológica se refiere… y pensar que en algún momento fuimos uno de los mejores “servicios geológicos” de Latinoamérica.

 Ante la nueva re-estructuración del sector geológico – minero del país, ahora como Ministerio de Industrias Básicas y Minería, consideramos oportuno hacer los correctivos necesarios y poner al frente de esta importante Institución un equipo técnico conocedor de la materia y que entiende la tremenda importancia que tiene el sector geológico – minero para el desarrollo del país en este momento trascendental.  

Anibal Espejo C.
Fuente: INGEOMIN
About these ads

Una respuesta a “El Instituto Nacional de Geología y Minería de Venezuela – 10º Aniversario

  1. A todos aquellos que deseen dejar comentarios, bienvenidos! siempre y cuando sean de temas mineros, ampliar una noticia, en fin, dejar un comentario constructivo e informativo.

    Pero si deseas dejar un comentario de índole personal sin más aporte que el de emitir opiniones personales que nada enriquecen el tema minero, lo sentimos mucho, pero no serán publicados. Nos reservamos el derecho de moderar los comentarios.

    Sr. José Rincón, encontrará muchos sitios en internet donde opinar a la manera que desee.

    Le hago saber de esta manera ya que el email que deja no existe, es inválido:

    Final-Recipient: rfc822;joserincona@yahoo.com
    Action: failed
    Status: 5.5.0
    Diagnostic-Code: smtp;554 delivery error: dd Sorry your message to joserincona@yahoo.com cannot be delivered. This account has been disabled or discontinued [#102]. – mta388.mail.re4.yahoo.com

    Si desea un derecho a réplica, con gusto, siempre y cuando muestre su identidad.

    Saludos cordiales,

    Ernesto Avila