Minería sustentable en Venezuela… ¿Sueño o Realidad?

La minería sustentable consiste en la práctica de extracción de minerales de forma responsable, subsanando el menoscabo que dicha actividad ocasione al ecosistema y que a su vez genere beneficios sociales y económicos que contribuyan con el desarrollo de las poblaciones mineras y de la región, mejorando la calidad de vida de las personas dedicadas a esta actividad.

Quien se imagine que la minería no moviliza la economía en el planeta está equivocado. Aquel que piensa aun que el mineral se extrae por topos humanos perforando la tierra en condiciones dantescas está viviendo fuera de tiempo ; Alrededor del mundo hay un consenso por exigir a quienes realizan explotaciones mineras el cumplimiento no solo de un código de ética ambientalista sino el respeto en cada una de sus actividades por la vida humana, aquellos países en los cuales se observan grandes pasivos ambientales son mal vistos como productores mineros respetuosos del ambiente y la vida.

La minería moviliza la economía mundial, la edad negra de la minería contaminante que no expande riquezas ni beneficios por ninguna parte debe ir quedando atrás, lo que no quiere decir que no contamine pero que acarree pasivos ambientales que se pueden y deben atenuarse.

Lamentablemente, parece que se nos quedo gravado en la memoria esa imagen de la minería depredadora que arrasa con la vida, que transgrede leyes ambientales y que corrompe funcionarios públicos. La minería que tenemos que aprender a hacer es aquella que no solo brinda divisas al país sino que genera beneficios en las comunidades mediante programas sociales integrales, los residentes de las zonas mineras tienen que entender qué es la minería y ser informados en profundidad de todas las fases de los proyectos de exploración, la explotación misma y la reparación subsiguiente (pasivos ambientales) cuando los yacimientos se agoten.

Existe hoy una nueva minería que se extiende en el mundo en donde se reconoce que los entornos naturales y humanos exigen un trato respetuoso y amable donde no se oculten los riesgos que esto implica , no se puede decir que la ética este reñida con las actividades productivas .Para que una empresa dedicada a la producción minera sea consistente y confiable tiene que ser respetuosa del bien común que no es el bien de algunos pocos grupos de poder, sino el bien de todos , sólo de esta manera equilibrada las empresas crecen y aparecen involucradas con las poblaciones de un modo transparente, estando también en juego una serie de valores humanos tan valiosos como el oro mismo, aun así la industria minera es todavía el símbolo de amenaza y destrucción, la punta de lanza del capitalismo en los rincones más recónditos del mundo.

En estos momentos en que muchos empresarios solo anhelan poder económico, donde sus lobbies en el mundo político son para obtener favores del gobierno, como el eludir el pago de los impuestos, son necesarios valores como la consistencia y la justicia. Esta nueva minería urge de empresas no solo sustentables económicamente sino aquellas que gocen de la confianza tanto de los grupos humanos en donde se realiza su actividad como de los proveedores de capitales y del estado mismo.

El desafío para las operaciones mineras es aprovechar la innovación para mejorar constantemente la forma en que se explotan las minas en cuanto a la sustentabilidad en el largo plazo. La minería, como ya lo hemos dicho, y como la gran mayoría de las actividades humanas , genera daños inmediatos a la naturaleza , sin embargo es una importante fuente de obtención de riquezas que contribuyen al logro de la sustentabilidad de las comunidades, desde una concepción ética del manejo de los recursos naturales , promoviendo la participación activa de todos los actores sociales de las comunidades mineras se puede lograr un desarrollo a largo plazo, se entiende el conjunto de principios, normas y exigencias morales adoptados en un medio profesional determinado con el objetivo fundamental de regular la conducta de los distintos profesionales en su quehacer . La conciencia de estar en presencia de una actividad económica que se desarrolla a partir de recursos no renovables, que no estarían físicamente al alcance de la generación siguiente, exige un comportamiento ambiental responsable que permita dejar alternativas a las futuras generaciones en consecuencia con las oportunidades que dejaran de tener por el agotamiento de los yacimientos minerales , asegurando la preservación de la diversidad biológica y de la pluralidad cultural que estén dentro del límite de la actividad minera, rehabilitando las zonas degradadas por las exploraciones y la explotaciones .

Existe una nueva forma de ver el desarrollo sustentable de la minería como desarrollo compensado, el cual puede dar una visión más clara de que tipo de relación se establece entre el hombre, la naturaleza y la sociedad en dicha actividad. Se enmarca dentro de una lógica que considera que las comunidades mineras para llegar al desarrollo sustentable deben transitar por tres etapas, o grados de sustentabilidad en las cuales deben resolver tareas esenciales para pasar a la etapa posterior: crecimiento, compensaciones y desarrollo sustentable. El desarrollo compensado es una etapa en el movimiento de las comunidades mineras hacia la sustentabilidad donde se busca compensar de forma racional los impactos que la minería ocasiona sobre el medio ambiente, sin menguar la posibilidad del hombre actual de satisfacer sus necesidades. Creando las condiciones necesarias para que las futuras generaciones satisfagan las suyas a partir de toda la experiencia, que en materia de formación de recursos humanos y de tecnología origine el hombre de hoy y los procesos productivos alternativos que puedan surgir.

Este tipo de desarrollo exige el análisis de las condiciones materiales culturales y políticas en que se produce la explotación del recurso dando prioridad a los factores políticos y culturales, de allí se deriva la necesidad de formar una cultura minera que tenga en cuenta la participación de todos los actores comunitarios y que considere la tecnología como un hecho cultural.

Venezuela es un país que dispone de grandes yacimientos minerales, pero hasta los momentos sólo se le ha conferido importancia al petróleo como fuente principal de ingresos. Países hermanos como Bolivia, Chile, Perú y otros, han podido vivir de la extracción minera durante años, Venezuela esta llamada al desarrollo de la minería metálica y no metálica y ubicarse en puestos vanguardistas que le proporcionen al pueblo un desarrollo sustentable e integral, mas aun cuando gran parte del territorio es mineralmente rico, en especial el estado Bolívar. El gobierno Nacional a través de MIBAM y la Asamblea Nacional ha organizado mesas de trabajo con instituciones y personas relacionadas a estas áreas con el firme propósito de establecer leyes que tengan por objeto unificar criterios y atender puntos neurálgicos de la minería.

Es imperativo para la República reafirmar la soberanía sobre sus recursos minerales, ya que existen importantes yacimientos en manos de empresas transnacionales en las cuales no posee ninguna o muy poca participación. El Banco Central de Venezuela en este sentido establece que la mayor parte del oro extraído en el país es vendido directamente por Las empresas mineras, ocasionando gran daño al fisco nacional, muchos recursos se van del país de esta manera y no son declarados al SENIAT, para posteriormente comercializarlos en mercados ilegales en los cuales los precios de los metales son muy altos.

Se hace urgente establecer proyectos sustentables, económicos y sociales para lograr un desarrollo endógeno. Se aplican paños calientes como la sustentabilidad económica, pero se deja de un lado las más importantes que son la ecológica y la social; la ley debe impulsar los cimientes de un desarrollo nacional minero para convertirse éste en un segundo brazo ejecutor, después del petróleo, de las políticas del estado. Para conseguir esto debe funcionar un servicio tributario minero realmente eficaz, ya que el aporte al fisco nacional del sector minero es muy poco comparado con otras actividades.

Tiene que ser revisado el régimen de concesiones, deben existir empresas mineras mixtas donde haya participación mayoritaria del estado. A semejanza del petróleo, la minería tiene que ser controlada por una corporación fuerte donde haya recursos y tecnología de punta en el que se garanticen planes de recuperación de las zonas afectadas por la actividad, y a la par se erradique la minería ilegal que tanto daño ocasiona al Estado y a la naturaleza.

La actividad minera de los últimos años da cuenta de su difícil control, diversos estudios lo certifican, se debe elaborar y aprobar un plan integral de desarrollo minero que se sujete a las directrices y lineamientos de la Constitución Nacional, Ley de Minas, Ley Orgánica del Ambiente y Ley Penal del Ambiente, entre otras… así como los planes de ordenamiento de las áreas bajo régimen de administración especial.

El minero del sur del estado Bolívar migrará en la zona según sepa que “exploto una bulla”, ejemplo actual es la bulla de “hoja de lata”, esto es algo común y característico del pequeño minero, el cual no se sujeta a un trabajo estable y asalariado. El minero no entiende ni acepta la relación de mercado como su prioridad, muy al contrario son prioridades para él relaciones de amistad, de compañerismo, estableciéndose códigos no escritos entre ellos, por ejemplo regalar un balde del “material del corte” a los mineros “bateeros” con el fin de que lo “laven” y prueben suerte. No existe interés alguno por el ahorro y así prevenir épocas futuras para cuando vengan tiempos de escasez o enfermedad, despilfarra el dinero bajo la creencia de que al otro día obtendrá iguales o mayores ganancias para continuar día a día con este círculo vicioso. En el interior de las zonas mineras existen concentraciones humanas, “campamentos” que no tienen ningún tipo de regulación legal, son una especie de pueblos sin ley, imperando la ley del más fuerte, proliferan la prostitución, las drogas y el alcohol en las llamadas por los mineros “corruptelas”. Cabe destacar también que estas zonas mineras sirven de refugio para muchos delincuentes prófugos de la justicia, e indocumentados que entran y salen ilegalmente del país.

Es cierto que la comercialización del oro y de diamantes es a todas luces una actividad que evade todo régimen fiscal causando un severo daño a la nación por no poseer estadísticas confiables que la regulen, pero algo más grave y delicado es la proliferación de diversos tipos de enfermedades como el paludismo, gonorrea, sífilis, contaminación mercurial, sida, entre otras… que cuando el minero sale de esas zonas y va a las ciudades, tiende a contagiar a otras personas que se encuentran a su alrededor, dado al desconocimiento, la ignorancia y a la promiscuidad.

Otra grave consecuencia de la minería tanto legal como ilegal es el grave impacto ambiental. El problema ecológico surge del hecho de que los seres humanos pueden intervenir activamente en el medio para satisfacer sus necesidades, y atreves de ello, está causando mucho daño al ecosistema y a todos los seres vivos que dependen de él, esta intervención sé a ampliado en la era moderna debido al desarrollo científico y tecnológico.

En lo que respecta al estado Bolívar, para la extracción de oro y diamante se deforestan grandes extensiones de bosques en las cuencas de algunos ríos como el Caroní, Paragua y otros. Las cuencas de los ríos son invadidas por mineros y aventureros que además de la contaminación que ocasionan, ponen en peligro las reservas de agua del embalse de Gurí y de las plantas hidroeléctricas instaladas en el río Caroní .En las minas de oro se utiliza el mercurio para el proceso de extracción del mineral. El mercurio es un metal pesado, el único metal líquido, también denominado azogue, que se presenta bajo distintas formas químicas. Una vez liberado al medio ambiente el mercurio puede moverse libremente entre el aire, el agua y la tierra; puede ocasionar efectos adversos en los seres vivos y en el medio, dependiendo dichos efectos de la forma en que se presente y de la dosis. El mercurio y sus compuestos son sustancias muy tóxicas para las personas, ciertas pruebas indican que pueden causar cáncer, estar expuesta la mujer durante el embarazo al mercurio puede afectar el feto. Las personas que consumen alimentos contaminados con mercurio, especialmente el pescado y aquellas que absorben sus vapores sufren daños en el sistema nervioso; existen instituciones que han establecido niveles de consumo diario de mercurio que se consideran seguros, pero algunas personas ingieren cantidades que superan dichos niveles, los riesgos varían de un lugar a otro, el riesgo procedente de la alimentación depende de cuánto pescado contaminado se come, el consumo moderado de pescado que contenga bajos niveles de mercurio no debería ser motivo de preocupación . Cuando se vierte directamente en el ambiente tiene la capacidad de acumularse en organismos, sus niveles aumentan a lo largo de la cadena alimentaria y con la edad, puede dañar la reproducción y el comportamiento de las aves así como de ciertos mamíferos depredadores.

Otra consecuencia negativa de la minería, es la que crea el uso de maquinarias llamadas “bombas o pistolas “que con su efecto a presión de agua genera la destrucción de la capa vegetal y el derribe de árboles centenarios, lo que ocasiona un pasivo ambiental que duraría siglos para recuperarse.

En tal sentido se podría concluir que para lograr una minería sustentable debe eliminarse la práctica ilegal de la minería, por el terrible perjuicio que causa al ambiente, se debe promover el desarrollo de nuevos proyectos mineros, ya que solo produciendo se puede generar y compartir la riqueza. Con el fin de enfrentar los nuevos retos y desafíos del sector minero, el Estado, las empresas y la sociedad deben trabajar en conjunto con objetivos comunes, bajo los enfoques de responsabilidad social y desarrollo compartido, reducir los conflictos, generados principalmente por la falta de transparencia , comunicación e información oportuna (caso Crystallex), cambiar las percepciones de la sociedad sobre la minería, percepciones que equivalen a realidades , buscar alianzas con gobiernos locales, regionales y ONG’s; se deben formar profesionales y técnicos calificados en las nuevas exigencias laborales y normativas mineras.

Los actores involucrados en la actividad minera deben implementar mecanismos creativos de inclusión y elevación de la calidad de vida de las comunidades tradicionales, comprendiendo y aceptando su pluralidad cultural, buscando una nueva forma de relación social entre las empresas mineras y su entorno, procurando proyectos de gran impacto bajo las leyes vigentes dando así soluciones rápidas al problemas de fondo y de forma.

Los trabajos de gestión minera sustentable deben ir desde el manejo de la minería artesanal, pasando por el control de información de operaciones, toma de decisiones, utilización de métodos numéricos, hasta la aplicación de programas de reingeniería de las operaciones mineras, que conduzcan a la mejora tecnológica y de gestión de la actividad. El Estado debe asumir con mano dura el rol que le corresponde y garantizar el fiel cumplimiento de las leyes, para que de esta manera se minimicen los daños ambientales, sociales y económicos, procurando así lograr un verdadero desarrollo minero sustentable, donde se ataque la burocracia y la corrupción dentro de las instituciones gubernamentales relacionadas con la materia y se supervisen las empresas que en muchos casos frenan el desarrollo de proyectos que generarían sustentabilidad minera en nuestra región.

 

Eduardo J. Fernandes Da Silva
Estudiante de Derecho-UGMA

Diario El Progreso Digital

About these ads

Una respuesta a “Minería sustentable en Venezuela… ¿Sueño o Realidad?

  1. Buenas tardes, la misiva es para felicitar el trabajo y análisis exaustivo de la minería en Venezuela, de la minería sustentable, soy una estudiante de derecho, la cual necesita bibliografía y material para desarrollar un trabajo de derecho minero concerniente a la extincion de los derechos mineros y la explotación, el ambiente y la mineria y las nuevas instituciones de la mineria en venezuela, agradecería el envío de algún material para complementar el mismo ya q en materia de minero no existe mucha bibliografía ,gracias .pf.